Connect with us

Ver la final del Open de Australia

Finales de «déjà vu» para el Open de Australia, aunque hay que reconocer que hace falta buena memoria. La última vez que Rafa Nadal y Roger Federer se vieron en la última ronda del Abierto de Australia fue en 2009, cuando el español ganó y el suizó lloró desconsolado. En el caso de las hermanas Williams hay que irse todavía más lejos, a 2003. Más años y mucha más experiencia para todos; los cuatro, pero especialmente Venus, son casos de superación prácticamente paranormales.

Finales de «déjà vu» para el Open de Australia, aunque hay que reconocer que hace falta buena memoria. La última vez que Rafa Nadal y Roger Federer se vieron en la última ronda del Abierto de Australia fue en 2009, cuando el español ganó y el suizó lloró desconsolado. En el caso de las hermanas Williams hay que irse todavía más lejos, a 2003. Más años y mucha más experiencia para todos; los cuatro, pero especialmente Venus, son casos de superación prácticamente paranormales.

Finales de «déjà vu» para el Open de Australia, aunque hay que reconocer que hace falta buena memoria. La última vez que Rafa Nadal y Roger Federer se vieron en la última ronda del Abierto de Australia fue en 2009, cuando el español ganó y el suizó lloró desconsolado. En el caso de las hermanas Williams hay que irse todavía más lejos, a 2003. Más años y mucha más experiencia para todos; los cuatro, pero especialmente Venus, son casos de superación prácticamente paranormales.

Son las dos finales soñadas del Open de Australia y lo sabes. No las podrás ver por televisión si no tienes canales de pago pero sí puedes seguirlas gratis online con las imágenes que te ofrecen casas de apuestas como Bwin, donde cuentas además con muchas promociones que te ayudarán a obtener más beneficios con tus pronósticos y donde te reciben con un bono de hasta 100€ de saldo extra.

Ver y apostar en las finales del Abierto de Australia 2017

Lo de Venus Williams es absolutamente excepcional. La mayor de las hermanas Williams vuelve a jugar una final de Grand Slam desde que en 2009 perdiera de la Wimbledon ante Serena. Casi ocho años después, con 36 años cumplidos y después de haber superado una enfermedad, el síndrome de Sjögren, que le dejó físicamente agotada, y varios problemas de espalda que la mantuvieron unos dos años sin apenas poder apenas competir.

En 2014 era número 47 del mundo pero no hay que olvidarse de que Venus, con la del Open de Australia 2017, Venus habrá jugado un total de 15 finales de Grand Slam, y ha ganado 7 de ellas, la última vez en Wimbledon 2008 (tiene 5 títulos del Grand Slam inglés y 2 del US Open). Tiene los mismos títulos de Grand Slam que, por ejemplo, John McEnroe y uno menos que, por ejemplo, Jimmy Connors o Andre Agassi. Está será la segunda vez que juegue la final del Abierto de Australia después de perder la de 2003, sí: 2003, ante su eterna rival.

Todo esto lo puede saber cualquiera que busque un poco pero quien mejor sabe todo lo que ha pasado y todo el talento que tiene Venus Williams es su hermana. La ahora número dos del mundo es sobre el papel de gran favorita para ganar un nuevo título de Grand Slam, el que sumaría 23 en su carrera, pero a lo largo de la historia de enfrentamientos entre las hermanas Williams hemos visto que nunca se lo han puesto fácil la una a la otra. Serena sabe que puede ser la última oportunidad de su hermana para que pueda sumar un título más de Grand Slam y sabe que es muy merecido, pero también Venus sabe que el año pasado no fue fácil para la pequeña de las Williams, que perdió el número uno, y lo más importante: si gana este título superará a Steffi Graf en número de Grand Slams y se quedará a sólo uno de igualar a Margaret Court, que es quien más «grandes» ha ganado en la historia del tenis (masculino y femenino).

Serena Williams «solamente» pudo ganar en Wimbledon el año pasado, en Australia y el US Open cayó ante Angelique Kerber. El cara a cara con su hermana está más o menos igualado, 16 victorias para Serena y 11 para Venus, pero desde 2009 de las nueve veces que se han enfrentado, Serena sólo ha perdido en dos ocasiones, las dos a tres sets y una a principios del 2009. La segunda derrota, que será la que pueda dar algo de esperanzas de título a Venus, fue en la Rogers Cup de 2014.

Serena cuenta con cuatro títulos del Open de Australia, el último en 2015, y es lógicamente la favorita en las apuestas. Williams no ha perdido ni un sólo set en todo el torneo, aunque también es justo decir que Venus sólo ha cedido uno y fue en la semifinal ante Coco Vandeweghe, que partía como favorita.

Apuestas Venus Serena Williams

En Bwin puedes ver la final del Open de Australia incluso desde tu móvil, así que aunque tengas cosas que hacer el sábado por la mañana, puedes ir siguiéndolo mientras haces tus apuestas.

En el caso de Roger Federer y Rafa Nadal no son hermanos pero como si lo fueran. Se han enfrentado en 34 ocasiones, más que las Williams, pero aquí el cara a cara no está tan igualado. El manacorí le tomó la delantera al suizo bastante rápido y tiene un balance de 23 victorias por 11 derrotas.

Ambos llegan a la final del Abierto de Australia tras meses de inactividad por una lesión de muñeca en el caso de Rafa y en la pierna en el caso de Federer. Ambos han mostrado un nivel increíble durante el torneo. El suizo arrolló a Berdych y luchó contra Nishikori y Wawrinka para acabar llevándose los partidos a cinco sets ante estos dos fenómeno, por si había alguna duda sobre su capacidad física a sus 35 años. Rafa tiene cinco menos pero también ha tenido que pelear y en sus últimos dos encuentros ha eliminado a dos jugadores que le habían ganado la partida en los últimos enfrentamientos, dos nuevos talentos importantes como Raonic y Dimitrov, y antes ya se tuvo que pelear con dos tenistas muy guerreros como son Alexander Zverev y Gael Monfils.

Sin embargo, ante circunstancias similars, si Rafa Nadal es favorito a ganar a quien tiene el récord de títulos de Grand Slam (masculino) es porque clarísimamente se ha convertido en su bestia negra de los últimos tiempos.

Federer ganó a Nadal la última vez que se enfrentaron, en la final del ATP de Basilea, se impuso el suizo, que jugaba en casa. Pero no es lo mismo jugar un ATP 500 que un Grand Slam. El suizo no gana al español en un partido de Grand Slam desde la final de Wimbledon 2007.

Normal que llorase tras perder la final del Open de Australia de 2009, aunque también había perdido en Wimbledon en 2008, en un partido épico, al caer de nuevo en uno de sus Grand Slams favoritos parecía darse cuenta de que no había vuelta atrás. Antes de Basilea se vieron las caras precisamente en las semifinales del Open de Australia de 2014; tras un tie-break en el primer set, Roger no tuvo nada más que hacer.

Luego de esa semifinal Nadal no pudo hacerse con un título de Grand Slam que solamente ha ganado en una ocasión (perdió ante Wawrinka), en aquella final de las lágrimas de 2009. Así que tampoco es que el Open de Australia sea el torneo favorito del español.

Hay motivos para apoyar la victoria tanto de uno como de otro. El factor psicológico en este encuentro va a ser fundamental. Normalmente «de cabeza» es mucho más fuerte Nadal pero Federer tiene que aprender de la experiencia… o no. Apuestas igualadísimas:

Apuestas final Open Australia 2017

Imposible no ver la final del Open de Australia 2017 y menos cuando puedes hacerlo gratis y hasta en el móvil.

Únete a Bwin para poder ver estos partidos mientras apuestas y aprovechar también otras ventajas, empezando por el bono de bienvenida de hasta 100€.

REGÍSTRATE EN BWIN PARA CONSEGUIR UN BONO DE HASTA 100€ Y VER LA FINAL DEL OPEN DE AUSTRALIA GRATIS

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Follow by Email
Facebook
Twitter
Instagram

More in

Por favor, confirma que eres mayor de 18 años